Bloggers

Por qué deberías mudarte a donde no conoces a nadie

Por qué deberías mudarte a donde no conoces a nadie

Mientras permaneces en la comodidad de tu ciudad natal, tal vez aún en la casa de tus padres y con los mismos amigos de infancia, deberías preguntarte de vez en cuando si realmente estás disfrutando y aprovechando todo lo que te ofrece un mundo cada vez más “pequeño” y lleno de oportunidades, especialmente si estás en tus 20s.

La etapa de los 20s es llamada la edad de la libertad. Es el momento de la vida en el que te encuentras lleno de vitalidad y con ganas de explorar nuevas cosas antes de meterte en lo que el Padre Rico llamaría “la carrera de ratas”: una larga estadía en una compañía en busca de la pensión, la compra de una casa paga durante varios años y las responsabilidades adicionales que conllevan tener una familia con varios integrantes. Mucha gente pierde el miedo a lo desconocido y se da la oportunidad de salir al mundo en busca de recompensas.

Mudarte totalmente solo a un nuevo lugar (no importa si es otra ciudad, un país vecino o como hicimos muchos de nosotros, al otro lado del mundo: Australia) es una experiencia como ninguna otra; en parte atemorizante, en parte estimulante. Si ya tomaste la decisión de mudarte o estás a punto de hacerlo, nosotros te damos más impulso contándote algunas de las cosas maravillosas que te podrías encontrar en el camino:

  • Vas a conocer nuevos amigos que son “refrescantemente” diferentes a los que siempre has tenido

Vivir en una ciudad diferente te da la oportunidad de conocer diferentes tipos de personas, culturas y costumbres. Esto incluye algunos con perspectivas de vida y experiencias totalmente diferentes a las tuyas, que definitivamente harán que enriquezcas y tal vez cambies tu visión de la vida. No habrán personas diciéndote con quién te debes meter y con quién no; puedes hacer conexiones donde quieras y con quien tú quieras. Adicional, esta nueva gente que conozcas no tendrá ningún conocimiento o predisposición contigo, serán un pizarrón completamente limpio.

  • Conocerás nuevas maneras de divertirte y pasar momentos maravillosos

Probablemente tengas definido un cierto patrón de comportamiento social con tu viejo círculo de amigos; la cena de los viernes en la casa de alguno de ellos, noche de fiesta los sábados y las salidas a pasar la resaca los domingos con un buen asado. Claramente puedes estar disfrutando estas rutinas pero algo que te debes preguntar es si son lo que has querido siempre o simplemente caíste en ellas. Tus amigos en la nueva ciudad pueden mostrarte nuevas maneras de divertirte, diferentes lugares, presentarte personas maravillosas, otro tipo de comidas, aventuras y fascinantes lugares dónde tener recuerdos invaluables.

  • Sentirás una abrumadora sensación de libertad

Algo que necesitas hacer, es dejar por un tiempo (o tal vez para siempre) tu ciudad natal. Viajar y darte cuenta de lo grande y maravilloso que es el mundo, conocer las diferentes culturas que hay en él y su gente, es una oportunidad que no puedes dejar de vivir. Las cosas como son. Una vez abres tu mente a la posibilidad de mudarte y conocer, es algo que nunca querrás dejar de hacer. Puedes ir dónde quieras, moverte libremente como el viento. 

Si te dejas dominar por el miedo nunca sabrás de lo que realmente eres capaz.
  • Desarrollarás capacidades sociales

Con la excepción de las personas altamente extrovertidas, para la mayoría de nosotros, el sentir cierta incertidumbre cuando somos invitados a un evento social donde no conocemos a nadie es tan normal como respirar. Cuando te mudas a una nueva ciudad, terminas yendo solo a tantos lugares y eventos que eso de la vergüenza y la ansiedad, terminan siendo cosa del pasado. Pierdes el miedo a la interacción y después de un tiempo, te sentirás como pez en el agua cada vez que tengas que llegar a un lugar donde no conoces a nadie. Antes de que te des cuenta, podrás iniciar una pequeña charla, hacer reír a alguien y hacer las preguntas correctas para compartir una noche increíble entre desconocidos.

  • Tendrás la oportunidad de reinventarte

Lo mejor de comenzar una nueva vida en otro lugar, es que esto te permite ser la persona que siempre quisiste ser. Puedes dejar atrás todos esos adjetivos con los que siempre fuiste encasillado desde niño y sacar lo mejor de ti. Dejar atrás los malos hábitos, las viejas costumbres que no le suman a tu nuevo yo y darte la oportunidad de decir adiós a la versión “viejita” de ti mismo, en el que te habías convertido. Tendrás también la oportunidad de hacer cosas “locas” con tu look sin tener que aguantar los comentarios de tus “amigos” y todas aquellas reacciones chocantes de tus familiares. ¿Siempre quisiste un tatuaje? ¿Un piercing? ¿Un corte drástico de pelo? ¡Ésta es una oportunidad perfecta para que te veas como siempre quisiste!

  • Vas a tener la oportunidad de darte cuenta que para lograr las cosas, solo te necesitas a ti mismo.

Cuando te mudas solo a otra ciudad, tendrás que arreglártelas por ti mismo. Conseguir un lugar dónde vivir, ya sea solo o con “flatmates”, conseguir un trabajo sin necesidad de “conexiones”, hacer tu propio mercado, limpiar tu propio espacio y mantener limpia tu ropa. Te darás cuenta que esto te hará crecer como persona y te volverá mucho mas recursivo y ordenado con tus pertenencias. Una vez que enfrentas todos tus miedos te darás cuenta que todo es posible si así te lo propones. Dejar el miedo, trabajar duro y ser perseverante serán la mejor opción para lograr tus metas.

  • Sentirás que tu zona de confort se hace muy pequeña

Lo entendemos, tu zona de confort es… cómoda y conveniente, pero al moverte a otra ciudad las cosas serán totalmente distintas. Tendrás que aprender todo alrededor tuyo, ubicarte en tu nueva ciudad, aprender un nuevo idioma, conocer cómo funciona el sistema de transporte público y hasta encontrar un café que te haga sentir como en casa – que para los que vivimos en Melbourne, no es nada difícil 😉 – Al comienzo las cosas serán difíciles pero te garantizamos que después de acostumbrarte todo será a pedir de boca. Fue la ciudad que siempre quisiste y aprendiste a vivir en ella – ¡Un resultado campeón! 

“que pase lo que tenga que pasar, pero aquí estoy y como sea, lo voy a conseguir”
  • Te darás cuenta de tu habilidad para conquistar tus miedos

Mudarte a otra ciudad te dará la oportunidad de enfrentar esa vocecita interior que siempre te está cuestionando. ¿Qué pasa si me pierdo? ¿Qué pasa si tengo problemas con alguien? ¿Qué pasa si no logro conseguir trabajo pronto? ¿Qué pasa si no consigo amigos? El que estés asustado es totalmente normal, pero tu respuesta siempre será: “que pase lo que tenga que pasar, pero aquí estoy y como sea, lo voy a conseguir”. Si te dejas dominar por el miedo nunca sabrás de lo que realmente eres capaz. Sacar ese guerrero que tienes por dentro, será el resultado de todo este proceso.

  • En la ausencia encontrarás lo que realmente es valioso para ti.

Muchas personas sienten la necesidad de moverse a otra ciudad después de una experiencia negativa. Que te despidan del trabajo o tal vez una ruptura amorosa serán razones suficientes para que quieras tener un nuevo comienzo. Estando en la distancia te darás cuenta qué es lo que realmente te mueve como persona; podrá sonar cliché, pero empezarás a saber qué es lo que realmente valoras después de que lo has “perdido”. Familia, amigos, carrera profesional, lugares o el amor de tu vida entrarán en esta categoría. No solo te ayudará a darte cuenta de lo que es realmente valioso para ti, sino que también conseguirás volver mucho más seguro y dispuesto a sacar el mayor provecho de todas estas cosas.

  • Crecerás y te desarrollarás como persona.

Estamos totalmente seguros que la mejor parte de todo esto, es poder descubrirte como persona y saber que es lo que verdaderamente te “mueve”. Entre más viajes y más te des la oportunidad de vivir en el extranjero, más tiempo tendrás para definir tus prioridades en la vida. Te darás cuenta de que a medida que todo avanza, va a ir cambiando tu perspectiva, al punto de entender, que tu felicidad habita en ti y tu éxito depende única y exclusivamente de ti.


La decisión de salir a explorar el mundo y tomar las riendas de tu propia vida es una experiencia increíblemente poderosa. Tener tu destino y el logro de tus sueños en tus propias manos, te permitirá darte cuenta de que el logro de tus objetivos en la vida depende solo de ti.

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

5 Comments

    • Hola Matias, te contamos que hay muchas formas; así que lo primero que debes hacer es definir lo que quieres en tu vida y así podrás encontrar el mejor camino para venir a vivir a Australia.
      Saludos!

  • Hellooooo….somos una familia de 5 argentinos…mamá papá y 3 hijos de 16, 12 y 3 años. Con mi marido estamos decididos a dejar Argentina para ir a vivir a Australia. Quisieramos saber si hay alguien con familia incluida que se haya ido y como fue su experiencia y quisiera poder comunicarme para asi ir sabiendo que es lo que necesitamos para que nuestros hijos tengan una nueva vida alla y un buen estudio. Muchas gracias. Ojala encontremos a alguien con la misma locura nuestra. Saludos desde Argentina….por ahora!

  • Hola! Acabo de llegar a Australia por 2 semanas pero a diferencia de todos el amor y los negocios me importaron y compraron el ticket para venirme aca, * yo ni idea de estar aqui, pero me gustan los retos aunque me hayan llorar…).. entonced estoy en un proyecto australiano de emprendimiento de productos organicos… me podrian sugerir donde puedo contactar a gente latina de negocios, mkt nerds como yo para que me ubiquen y me culturizen un poquito…estoy en el area de Nossa/ coolum beach y donde sea que pueda tomar un bus! Mil gracias! Llevare mi cafe organico de Ecuador…

  • No he visto ningun comentario sobre personas ya jubiladas o a punto de jubilarse que aun tienen ganas y capacidad de trabajo que puedan emigrar a Australia para poder servir y vivir con su jubiliacion y/o su trabajo en ese pais.
    Si existe algun sistema para que estas personas puedan cumplir su sueño espero noticias.
    Soy de Montevideo , URUGUAY
    Gracias,