Negocios

¡A producir dólares desde la casita!

A crear tu propia empresa desde casa

Sabías que en Australia los emprendimientos con base en los hogares conforman una gran parte de la economía local? Actualmente cerca de un millón de personas están haciendo empresa desde la comodidad de sus casas; lo que ofrece flexibilidad, conveniencia y puede (muy a menudo) ser una gran oportunidad de iniciar una nueva carrera.

Si estás pensando en iniciar una empresa desde tu casas o lo que es mejor, ya emprendiste ese camino, puedes maximizar sus opciones de éxito asegurándote de entender los riesgos y requerimientos legales que aplican para ti; estos van desde impuestos, empleados y finanzas, hasta seguros para tu tipo de negocio, aprobaciones por parte del gobierno local y requerimiento de licencias.

Operar una pequeña empresa no se trata simplemente de trabajar por ti mismo, también se trata de tener las capacidades administrativas necesarias, experiencia en tu industria, capacidad técnica, financiera y una visión a largo plazo para creer y ser exitoso.

 

Cosas a considerar antes de iniciar tu empresa desde la casa.

Un emprendimiento casero requiere de un propietario que sea capaz de manejar una amplia variedad de cosas. En varios casos, negocios caseros idénticos pueden tener diferentes niveles de éxito debido a sus distintos enfoques; por eso pensar cuidadosamente en el establecimiento de tu negocio y tomarte el tiempo necesario para investigar y planear tu operación, pueden crear una importante ventaja competitiva, al tiempo que ayudan a asegurar el futuro de tu empresa.

En este orden de ideas, desarrollar un plan de negocios es la mejor manera de arrancar. Para hacer un plan de negocios necesitas considerar los siguientes puntos acerca de operar desde tu hogar:

  • ¿Es tu casa la mejor opción para iniciar tu tipo de negocio?
  • ¿Puedes operar tu tipo de negocio desde casa, bajo las regulaciones de tu gobierno local?
  • ¿Cuáles son tus obligaciones legales?
  • ¿Te permitirá este modelo de negocio tener un balance adecuado entre tu vida familiar y tu carrera profesional?
  • ¿Cuáles son los requisitos urbanísticos de tu autoridad local?

No tengas miedo de hacerte este tipo de preguntas acerca de tu negocio. Es mucho mas fácil planear para el futuro que reaccionar a lo inesperado o desconocido.

 

Dar los primeros pasos y pedir consejos

Cuando estés dando los primeros pasos en la preparación de tu modelo casero de negocio, da una revisada al amplio apoyo que hay por parte del gobierno en consejería y otros aspectos. La mayoría de los estados y gobiernos territoriales proveen kits y documentos informativos, los cuales son de muchísima ayuda para establecer un fundamento sólido de tu empresa. Puedes acceder a servicios de consejería por parte del Gobierno Australiano, entrando en contacto con el prestador de servicios de consejería más cercano.

La creación de redes es también una forma importante de mantenerse al día con las tendencias de la industria y crear oportunidades de negocio y relaciones. Si estás operando un negocio desde casa, considera unirte también a una asociación empresarial, revisar los periódicos y publicaciones locales, y además, buscar eventos que sean relevantes para tu negocio.

Así como el asesoramiento y el apoyo del gobierno y de los que están dentro de la red, también se debe considerar consultar a un asesor de negocios, contador o administrador con experiencia bancaria. Estos asesores de negocios son valiosos, ya que pueden ser capaces de compartir las experiencias de los demás y proporcionar orientación a la hora de tomar decisiones importantes.

 

Conocer los requerimientos y regulaciones gubernamentales

Como todos los negocios, los emprendimientos desde la casa también necesitan hacer el registro de la compañía, de las marcas, estar al día con los impuestos y otros permisos y licencias. Usar tu casa como domicilio para tu empresa también debe cumplir con las regulaciones particulares de cada territorio y gobierno local.

El impacto que se genere en las áreas residenciales alrededor de tu negocio, particularmente contaminación, uso de energía y espacios públicos de parqueo, pueden requerir permisos especiales. Dependiendo de tu tipo de negocio, también vas a necesitar permisos con temas relacionados con zonificación, señalización, niveles de ruido y problemas sanitarios.

Lo importante es hacer una investigación bien completa basada en el tipo de negocio que vas a desarrollar, cada estado y territorio tiene regulaciones particulares que pueden variar dependiendo de esta actividad. Si vas a montar un café por ejemplo, revisa los permisos y licencias que necesitas que obviamente no serían los mismos si estás pensando en abrir una peluquería o simplemente una oficina de servicio.

Recuerda siempre en apoyarte en tu gobierno local, ellos están dispuestos y tienen todas las herramientas para darte la mejor asesoría ¡Ánimo, esperamos saber pronto de tu negocio!

About the author

Juan Francisco Tapia

Llegué a Australia para estudiar un Master of Finance en la Universidad de Melbourne y nunca me pude ir. Hace 7 años Australia me atrapó y quiero que también los atrape a ustedes, quiero que se enamoren de este país.

1 Comment

Leave a Comment