Bloggers Migración

5 frases que escuchas cuando dices que te vas del país -y lo que puedes contestar-

Las cosas que te dirán cuando sepas que viajas fuera del país

Desde el momento que decidí empezar con mi proceso de migración a Australia, pude darme cuenta que la gente tiene maneras muy distintas de reaccionar cuando les cuentas tus nuevos planes. Siempre tuve ideas preconcebidas sobre quiénes me apoyarían, quiénes pensarían (como siempre) que estaba loca, quiénes estarían tremendamente felices por mí, quiénes se pondrían tristes y hasta quiénes se enojarían o serían totalmente indiferentes. Sin embargo algunas personas reaccionaron de una forma completamente distinta, lo que me sorprendió y me agarró “con la guardia abajo”.

Así que para todos los que están a punto de contarle a su gente que piensan irse del país, aquí les dejo algunas de las reacciones más comunes que van a encontrar y lo que podrían responder:

  • ¡Eres muy valiente!

Esta frase es bien común; la gente cree que eres una especie de Bear Grylls y que de igual forma eres “a prueba de todo”. Y no se trata de valentía en absoluto, pero la gente no se da cuenta de eso; ellos simplemente no tienen ni idea de las razones por las cuáles quieres empacar tus maletas y comenzar algo nuevo en un país que no conoces. En todo caso les puedes explicar a grandes rasos tus razones (mejores oportunidades, menos inseguridad, estilo de vida más relajado, o lo que sea que te esté llevando a ese nuevo destino), pues es probable que estas personas realmente estén interesadas en lo que piensas hacer.

  • No todo lo que brilla es oro

¡Éstas… estas son mis personas favoritas! Son las que siempre han querido hacer lo mismo; siempre han deseado ver esos nuevos paisajes y comenzar una nueva vida pero por desgracia eres tú y no ellos los que están emprendiendo ese camino, y lo único que les queda es tratar de aguarte la fiesta. Solo te digo que ¡no se los permitas! Cuando encuentres este tipo de persona solo sonríe, asiente con la cabeza y reconóceles que tienes un camino muy duro por delante, pero que igual estás preparado para lo que venga; y en seguida, cambia de tema.

  • Yo también hubiera emigrado pero…

Este tipo de personas se divide en dos grupos; los que realmente quisieron emigrar y perdieron su oportunidad, y los que les gusta hablar por hablar pero nunca hicieron el intento. Es muy fácil saber cuál es cuál, así que para los que están tristes porque nunca se fueron pero felices porque tú sí, puedes decirles que siempre tendrás un lugar para ellos en tu casa si van de vacaciones (o si no son el tipo de persona que alojarías en tu casa, simplemente ofrécete a mostrarles la ciudad y ayudarles con lo que necesiten). Y para quienes les gusta hablar por hablar, de nuevo lo mejor es que asientas con la cabeza y sonrías; si te sientes con el ánimo, puedes decirles: ¿¿¿En serio??? ¿Y si tanto querías, qué te detuvo entonces?

  • Qué???? De verdad????

Pueden pasar dos cosas, o los dejaste en shock porque nunca se imaginaron que te guardabas ese as bajo la manga; o de golpe no eran tan cercanos como para conocerte y saber que tenías ganas de viajar desde hace tiempo.

En cualquiera de los casos, si estas personas no tenían la más remota idea entonces no es que fueran las más allegadas del mundo, o quizá eran las personas a las que más te preocupaba contarles. Entonces, si de verdad te preocupas por ellos y lo que puedan llegar a sentir, explícales el por qué de tu decisión y demuéstrales tu afecto. Si por el contrario no te preocupa lo que piensen, vuelve a la antigua y conocida técnica de asentir y sonreír.

  • ¡Dale con toda!

Este (sin ironías) es mi tipo de persona favorito 😉 No juzgan, no hacen preguntas, no piensan en sí mismos; son personas que de verdad te aman y quieren que hagas lo que más le convenga a tu vida y la de tu familia; son personas que solo quieren que seas feliz donde sea que tu felicidad esté, no importa si es a un millón de kilómetros de ellos.

Por supuesto, es muy probable que estas sean las personas que más van llorar (y por las que más vas a llorar) cuando estés sentada en el avión y las que más te van a extrañar cuando ya no estés; sin embargo también serán las que se molestarán en ponerse en contacto contigo, las que recordarán tu cumpleaños sin que Facebook se los diga y los que puede que hagan planes de visitarte tan pronto como sea humanamente posible. ¡Abraza a estas personas muy fuerte y nunca las dejes ir de tu vida!

¿Qué reacciones has visto en tus conocidos cuando les cuentas que te vas? ¡Me encantaría leer sus experiencias!

About the author

Claudia Coral

Comunicadora Social de profesión, viajera por convicción y escritora por vocación. Acá me tienen, tratando de ser ciudadana del mundo y un ser humano feliz.

Leave a Comment

3 Comments

  • Hola Claudia. Soy Faustino, español de origen ecuatoguineano, el único país que habla español en África. Me han gustado mucho tus consejos y me han animado. Trabajo en Zaragoza y mi contrato termina en septiembre. Así que quiero viajar a Australia para estudiar inglés, trabajar y empezar una nueva vida. Soy de espíritu abierto y no tengo miedo a empezar de nuevo a mis 42 años. Saludos y gracias.

    • Esa es la actitud Faustino! Nunca es tarde para nada en la vida 😉 Déjanos saber si necesitas ayuda con algo, aquí estamos para ayudarte!

  • Me encantaria viajar e instalarme los ultimos años de mi vida en Australia. Mi amor se encuentra en Australia, soy especialista en seguridad Publica y Liderazgo. Que deberia hacer para viajar y desarrollarme como ciudadano en Australia. Gracias. Soy de Mendoza- Argentina